La apuesta de GAES por el deporte

3 October 2018

  • Montaña
  • Inside Orbea

Publicado por Orbea

Un patrocinio no se fundamenta en pagar a cambio de publicidad. A menudo, y probablemente todos los que no tenemos relación directa con este entorno, pensamos o hemos pensado alguna vez que esto es así. Hay aspectos más importantes.

A través de un patrocinio estás ofreciendo una aportación a cambio de un retorno pactado, sí, pero más importante: estás aliándote con una compañía, equipo, marca o persona que comparte tus mismos valores. Así lo vemos, al menos, en Orbea.

De hecho, se han dejado de lado patrocinios por no compartir unos mismos valores. ¿Parece chocante? ¿Integrista? Vayamos a un caso práctico.

Nuestra historia empieza en 1840 como fabricante de armas. Gracias a la  habilidad que la plantilla adquirió al dar forma a los materiales de pistolas y revólveres, nos reinventamos para empezar a fabricar bicicletas.

https://www.orbea.com/img/blognew/in-text/montaje_def_logosorbea.jpg

La evolución o reinvención es, por tanto, parte de nuestra historia. Hoy día es una actitud de la organización y una exigencia del mercado: la evolución de la instalación de pintura es solo una pequeña muestra de ello.

En este contexto, ¿sería posible para nosotros cerrar una alianza (patrocinio) con una compañía, equipo o marca que se niega a evolucionar o reinventarse?. El acuerdo sería complicado, ¿verdad? Y en caso de llegar a uno... ¿cómo sería esa relación en el día a día; difícil, no?

¿GAES?

GAES es una empresa que hasta el 2002 guardaba poca relación con el deporte y menos con nosotros. Es una compañía dedicada a mejorar la comunicación y la calidad de vida de las personas con problemas auditivos.



En aquel 2002, se embarcaron en su primer patrocinio deportivo, primera alianza: un modesto equipo de fútbol. Un conjunto que no tenía demasiado presupuesto pero sí derrochaba ilusión. Jugaba en la Copa del Rey de fútbol, un hito para ellos.

“Un jugador era fontanero, otro no había montado en avión en su vida…”, dice Antonio Gassó, director ejecutivo de GAES. Él les prometió que si ganaban el torneo llevaría a toda la plantilla, junto a sus familias, al Caribe. Se quedaron cerca, en semifinales.

Entonces, Antonio Gassó reflexionó sobre la ilusión que el deporte había despertado en aquellos jugadores. Decidió promover el deporte y los hábitos saludables en GAES para impulsar así la ilusión en su plantilla, además de otros valores.

Una minipista de bádminton delante de su oficina, jornadas para dejar de fumar, formaciones para preparar fiambreras más saludables o mensajes en las escaleras de la oficina para dejar de usar el ascensor, entre otras iniciativas.

Invertimos mucho en salud porque mejora el clima laboral”, sostiene Antonio. “Sin ilusión, sin motivación, no hay reto posible”, dicen desde GAES. Son gente que trabaja con ilusión, como aquel modesto equipo de fútbol.

Esto es familiar para nosotros. Siempre decimos que somos una familia de apasionados que ambiciona, también con ilusión, a hacer bicis cada vez mejores. Bicis que, cada día, hagan más feliz a la gente.

Sigamos con GAES. Desde aquel primer patrocinio, fue convirtiéndose poco a poco en un apoyo incondicional de carreras, eventos o equipos como el Team GAES. Un equipo ciclista formado por empleados para fomentar el trabajo en equipo, el esfuerzo o el compromiso. Valores.

Ciclismo y un repertorio de valores familiares para Orbea. Porque al fin y al cabo somos una cooperativa inconformista que afronta nuevos retos para conquistar posiciones en el mundo. No hay resignación por no ser los líderes, es más una motivación para seguir ganando pequeñas batallas. GAES y Orbea, tan dispares en sus líneas de negocios, pero cada vez con valores más compartidos.

Imparables, el comienzo

Pocos años después de fundar aquel Team GAES, su apuesta por el deporte siguió creciendo. En 2015, la compañía decidió colaborar con el proyecto Imparables de Santi Millán. El inicio de la relación directa Orbea-GAES.



El equipo tenía necesidad de material y también requería de un servicio de mecánica. Nosotros podíamos cubrir eso con nuestras bicis y la red de distribuidores. GAES, por su parte, seguía firme en su compromiso con las carreras nacionales e internacionales. Para nosotros, era un buen medio para tener presencia en esas pruebas.

Un compromiso de GAES, por cierto, que hace que muchas de esas pruebas nacionales e internacionales como Titan Desert, Cape Epic, Catalunya Bike Race o Pilgrim Race salgan adelante.






Se cerró entonces el patrocinio, o dicho de una forma más acorde a lo explicado más arriba, la alianza. Que ha ido creciendo sin parar hasta la fecha. Hemos cedido algunas de nuestras bicicletas eléctricas para que sus empleados puedan acercarse al ciclismo, patrocinaron el Orbea Enduro Crew (ahora Orbea Enduro Team) los departamentos de comunicación colaboran estrechamente para impulsar tanto a GAES como al Orbea Factory Team (son uno de los principales aliados) y también hemos sido parte del jurado de otro de los compromisos de GAES: las becas Persigue Tus Sueños.

BICI DEL ORBEA FACTORY TEAM

 

BICI DEL TEAM GAES

otros post