Un cuadro, ¿dos versiones?

29 November 2018

  • Montaña
  • Lab

Publicado por Orbea

Cuando empezamos a desarrollar la nueva Oiz, allá por el 2016 en la Copa del Mundo de Vallnord, sabíamos cómo sería el proceso. Complejo, laborioso y que nos generaría tensión interna. Aquella Oiz ya era Campeona del Mundo y mejorar eso es siempre sensible.

Pero estábamos motivados. Al final de todo este proceso tendríamos la máquina perfecta.

La máquina perfecta para vencer en una Copa del Mundo de Mont Sainte Anne, en una competición maratón por etapas o simplemente para llevar tus salidas a un nivel superior de polivalencia y diversión.

¿Cómo? Con dos recorridos, dos personalidades en exactamente el mismo cuadro.

___________

Albstadt, Nové Mesto, Vallnord, Les Gets, Val di Sole, Lenzerheide, Mont-Sainte-Anne o Snowshoe. Nombres de localizaciones World Cup que han sonado continuamente en las cabezas del equipo de desarrollo de Oiz.

Son el objetivo de esta plataforma en su versión XC. Antes la competición eran cortafuegos y pistas técnicamente asequibles. Ahora son rock gardens, senderos, raíces y subidas explosivas. De ahí la moderna geometría World Cup.

O lo que es lo mismo, la posición de pedaleo más vertical -y por tanto, agresiva y rápida- sobre una bici doble de 29” que conocemos en Orbea, 75º. El ángulo de dirección más lanzado de nuestra historia en una doble de de 29” de XC con la que tirarse por cualquier rock garden.

La estabilidad que da un largo reach (alcance) de 435mm (talla M) para zonas complicadas. La reactividad y cualidades escaladoras de unas vainas cortas (435mm). Medidas, ángulos.

En definitiva, números concebidos para la competición. Para una Oiz versión XC que solo piensa en ganar. En volar sobre cualquier terreno. Rendimiento puro y duro.

___________

Cogemos un cuadro de Oiz OMR. Un cuadro con la estructura más avanzada y sofisticada hasta la fecha.

Cambiamos la horquilla Fox 32 Step Cast de 100mm por la Fox 34 Step Cast de 120mm. Sustituimos el amortiguador por otro de diferente carrera y una customización interna enfocada al trail. Montamos una tija telescópica de 125mm. Reemplazamos las cubiertas Maxxis Ikon 2,20” por una Maxxis Forecaster 2,35” delante y una Ardent 2,20” detrás. En conjunto, aproximadamente medio kilo más con la tija y horquilla.

¿El resultado? Un cuadro válido para ganar cualquier carrera de la Copa del Mundo de MTB convertido en una versión Trail (TR a partir de ahora). Sí, dos bicis en una. Dos personalidades, dos carácteres con un denominador común: el mismo cuadro.

Dicho de otra forma: el arma definitiva para maratones y trail ligero. En ese uso, no sabes el terreno que te espera. Por eso se agradece el ángulo de dirección un grado más lanzado, 68º. Es decir, una Oiz con un carácter un poco más bajador. Y si la cosa se pone realmente fea, bajas la tija telescópica y a seguir.

En los maratones tu cuerpo necesita una posición de pedaleo mínimamente más cómoda (74º ángulo de sillín). Esto es, mayor resistencia sobre la bici. Son varias horas pedaleando, así que el doble bidón de Oiz se convierte en todo un valor añadido. Se acabó la agonía de las paradas en avituallamientos.

Eso sí, Oiz TR no es ni de lejos más lenta. Tiene el mismo ADN racing que su hermana XC, mismos niveles de ligereza (aproximadamente medio kilo más con la tija y horquilla), rigidez y tecnología. Otro carácter. Más polivalente, un punto más agresiva en bajada y por tanto, un punto más divertida.


La construcción más avanzada

Rediseñamos el cuadro para dejarlo en 1,6kg sin amortiguador. Creamos una inédita bieleta de carbono inyectado -Fiberlink- de 59g. Queríamos una Oiz increíblemente ligera. Para Rally/XC y para Trail/Maratón.

Evolucionamos el sistema de suspensión -UFO 2- para hacerlo simplemente mejor. Tuvimos que convencer a Fox para crear el primer bloqueo remoto de la industria totalmente interno, el Inside Line. El resto de cableado también es interno. No solo por nuestra obsesión de cuidar los detalles. También por la suavidad, rapidez y mayor durabilidad que aporta.

Acabas un tramo técnico. El terreno pica para arriba. Dispararás tus pulsaciones al pedalear de pie. Activas el bloqueo en décimas de segundo y ya. Sigues exprimiéndote.

Es lo que tiene la nueva Oiz. Le da igual quién sea el rival, quien esté sobre ella, cuál sea el terreno o el uso. Su única premisa es ser la más rápida, apuntar a lo más alto.

 

40 millones de versiones

Cada ciclista le da el uso que quiere a la bici. Con su estilo de conducción y terreno por el que rueda. Por eso queremos darte la bienvenida a Orbea y concretamente, a MyO.

Porque Oiz XC y Oiz TR son simplemente nuestras propuestas. Combina los montajes y especificaciones que quieras: ponle una tija telescópica a una Oiz versión XC o cámbiale las cubiertas.

Simplemente coge un cuadro de Oiz y móntalo como te dé la gana. Tienes 40 millones de versiones de Oiz.

 

MyO

 

NUEVA OIZ

 

otros post