Desafío aceptado

23 July 2018

  • Carretera
  • Lab

Publicado por Orbea

Cuando planeaste la etapa, sabías que sería un día muy largo: una ruta plagada de ascensiones demoledoras y descensos con miles de curvas, carreteras terribles con quién sabe cuántas sorpresas. Esas etapas no encajan precisamente en la idea que tiene la mayoría de las personas de lo que es «pasarlo bien», pero con total seguridad son memorables, monumentales, un auténtico reto. ¿No es eso lo que te motiva? Sorbes otro café y te colocas tus cubrezapatillas para protegerte de las inclemencias del tiempo. Está a punto de salir el sol y dentro de unas pocas horas empezará a calentar... probablemente.

Agarras tu Avant y realizas una rápida comprobación antes de sumergirte en la niebla de la mañana. No hay ninguna otra máquina capaz de ayudarte a soportar la dureza de las agotadoras condiciones que te esperan. El día va a ser largo... y la idea te entusiasma.

 





Los desafíos tienen un carácter personal. Para algunos ciclistas, el simple hecho de montar ya constituye la mayor recompensa. Otros desean sentir los nervios del pelotón corriendo en ruta, y poner a prueba sus piernas y sus aptitudes compitiendo con los demás. Pero también los hay que buscan destacar y distanciarse del resto para afrontar unos retos mayores, más intensos y más exigentes que los de cualquier paseo dominical en grupo.

Para eso nos hace falta una ciclo-geometría que reduzca la fatiga, y un diseño que ahorre energía: una bicicleta perfecta para grandes fondos, epopeyas pedregosas y maratones sobre ruedas que exijan un grado máximo de resistencia y control. Hemos aprendido que la diferencia entre una bici que se limite a cumplir estas condiciones y otra que destaque en las mismas es más bien pequeña, pero Avant está diseñada para maximizar unas cualidades que le confieren la resistencia de una excelente bicicleta. Superar cuatro ascensos es algo importante, pero eso puede significar más bien poco si después te encuentras con dos subidas más.

 

Diseñar una bici para tipos duros

Cuando en el pasado estuvimos buscando una bici como ésta sólo encontramos bicicletas de carreras que apenas podían llevar cubiertas de 27c, o quizá alguna bici con una geometría vertical tal que encontrar la medida de ajuste idónea se convertía en un auténtico problema. Pero ahora hay tantos entre nosotros buscando una bicicleta rápida y confortable que de ahí ha surgido un mercado con mucha competencia.

Esta Avant constituye un nuevo diseño para la plataforma Endurance de Orbea: la culminación de años y años analizando el modo en que una bici puede ayudarte a resistir más tiempo recorriendo más kilómetros. Su peso reducido, su eficiencia y su comodidad se unen para propiciar una experiencia inigualable. Nos sentimos orgullosos de esta máquina resistente, de su perfección; la Avant más ligera, más eficiente y más cómoda que haya existido jamás.

Y por muy importantes que sean la versatilidad y la capacidad de manejo, a todos nos encanta montar en una bici que pese poco. Buscamos cualquier forma de ahorrar 50 g por aquí y por allá, para sacar la más mínima ventaja. Si bien algunas de las mejoras de la nueva Avant consisten en detalles marginales, no ocurre esto con la reducción de 200 g: al pesar tan poco como muchos cuadros de carreras, la Avant sub-1Kg puede suponer un ahorro de aprox. 3,2 vatios ó 15 segundos en una escalada de 20 minutos, con una pendiente del 5%. Su estructura avanzada añade fibras de alto módulo y de alta resistencia al laminado estándar para mejorar la proporción entre rigidez y peso.

El moldeado con cámara hinchable y elementos de poliuretano en el tubo de dirección y el eje del pedalier elimina las rugosidades en zonas críticas. Sin necesidad de recubrir estas zonas para compensar defectos o imperfecciones, aplicando unas pocas láminas de carbono y pequeñas cantidades de resina se ha reducido el peso de la Avant sin tener que sacrificar su fortaleza. El mínimo indispensable de inserciones de aluminio en el cuadro explica el importante ahorro de peso, y sólo encontrarás carbono en toda la Avant salvo donde el metal sea absolutamente imprescindible para conexiones a rosca, portabidones o carcasas de desviadores.

 




 

El menor peso ayuda en las subidas y hace que nos sintamos mejor cada vez que alzamos nuestras bicis, pero sobre todo se trata de un cuadro más cómodo que te ayudará a montar a lo largo de todo el día. Al reducir el material se reduce la masa, pero la estructura de carbono, las formas de los tubos y el diseño del cuadro son fundamentales para construir un cuadro confortable que ayude a reducir la fatiga muscular. La estructura dinámica de la Avant proporciona una conducción suave y ligera, sin elementos que aumenten el volumen, como inserciones en los tubos o elastómeros.

Gracias a los patrones naturales de flexibilidad creados por el laminado y el volumen mínimo de carbono del tubo horizontal y los tirantes se obtiene una conducción dinámica y suave que puede ponerse a prueba. Y, al final de una larga sesión, podría significar la diferencia entre subir un último puerto o tener que bajarte de la bici para ascenderlo. El aumento en comodidad se debe en parte también al tubo superior con semi-sloping de Avant. Los cuadros con tubos superiores con sloping pueden ser muy suaves, ya que la tija del sillín es más larga y bastante adaptable. Llevado al extremo, un cuadro compacto no es tan resistente a la torsión, por eso Avant maximiza la eficiencia con el uso de un diseño semi-sloping, que encuentra el equilibrio perfecto entre rigidez y ahorro de peso y comodidad.

Un cuadro confortable de formas esbeltas en la mitad superior de la estructura necesita igualmente transmitir tu potencia desde el plato hasta la rueda trasera. La mitad inferior del cuadro soporta la inmensa mayoría de las cargas de torsión y laterales. El tubo de dirección, el tubo horizontal y las vainas están diseñados para resistir la torsión y transmitir potencia a la rueda trasera. No hay duda: unas secciones transversales amplias y una gran resistencia a la flexión en la parte inferior del cuadro transmite tus vatios a la carretera y genera una sensación de transferencia inmediata de la potencia.

Más allá de las características del cuadro, la horquilla es un lugar excelente para afinar más la sensación de la bicicleta. La horquilla de la Avant utiliza un perfil más plano, con los bordes redondeados y los brazos más largos para aumentar un 10% el grado de complacencia delantera. Esta deliberada flexibilidad de delante hacia atrás mejora la amortiguación y permite a las ruedas rastrear a ras de suelo los caminos escabrosos, sin poner en riesgo la rigidez torsional que afecta a la capacidad de manejo. Sabrás valorar esta comodidad cuando veas precipitarse al suelo a tus compañeros de carrera por el mal estado del pavimento, por el que tú circulas sin caerte. El aumento de la altura del eje respecto a la corona se compensa con unos tubos de dirección más cortos para mantener la altura del cuadro.

 



 

Una geometría de largo recorrido

La posición resistente de Avant no se ha hecho como concesión a aquellos que no son lo bastante flexibles para montar en una bicicleta de carreras más agresiva. El ajuste resistente te facilita un mayor control sobre terrenos escabrosos y mejora la visibilidad y la distribución equilibrada del peso en los descensos. Involucra específicamente a aquellos grupos musculares que mejor impulsan la bici por terrenos pedregosos o de gravilla. La geometría Endurance de la Avant nace producto de años dedicados al análisis de la ergonomía para ayudarte a llegar más lejos.

A diferencia de una geometría de competición que se centra en la aerodinámica, la ergonomía de endurance genera una bicicleta que es más fácil de manejar y permite una mayor resistencia. El manejo es preciso e intuitivo. Los ángulos y las dimensiones han sido seleccionados cuidadosamente de entre toda una gama de tamaños para maximizar el confort del ciclista. Y mayor confort significa recorridos más largos.

 

 

Pequeños detalles que marcan la diferencia al final del día

Puede que un simple detalle del cuadro no baste por sí solo para alegrarte el día, pero una bici bien configurada, con la clase de características que hacen la vida más fácil, pueden librarte tener que tirar la toalla antes de tiempo. Estos cuatro elementos no pretenden ser una lista exhaustiva de los puntos fuertes de Avant, pero sí que son un buen ejemplo de las ideas que hacen falta para crear una bici de la que tú puedas llegar a enamorarte.

 

¿Qué cosillas de Avant no se pueden apreciar a primera vista, pero terminas valorando después de muchos días sobre el sillín?

 

- Mecanismo de seguridad de la cadena: incluso con un desviador perfectamente ajustado la cadena puede salirse cuando se va por terrenos irregulares o al cambiar una rueda. Con el protector integrado contra la salida de cadena Chain Security (mecanismo de seguridad de la cadena) podrás estar tranquilo sabiendo que la cadena nunca acabará enrollada en la caja del pedalier.

- BB386: El diámetro de 46 mm de la caja del pedalier se traduce en unos rodamientos más grandes con una mayor durabilidad y rigidez. La compatibilidad con ejes de acero de 24 mm y de aleación de 30 mm aumenta el número de opciones de platos y bielas disponibles cuando lo que quieres son componentes más rígidos y ligeros.

- Espacio para la cubierta: La transición a cubiertas más anchas se está generalizando, llegando incluso a optar los corredores de carretera por el confort y la menor resistencia de rodadura de cubiertas de 25C y 27C. Para dotar de mayor versatilidad a la Avant, la mayoría de cubiertas de 30C se pueden usar con los anchos de rueda actuales, lo que proporciona el espacio necesario. Si vives en climas secos puedes encontrar incluso cubiertas mayores que vayan bien.

- Ejes pasantes de 12 x 12mm: Los ejes pasantes delantero y trasero proporcionan una rigidez y seguridad incomparables. La posición completamente integrada del eje ofrece un punto de contacto increíblemente estable entre el calibrador y el rotor. El eje trasero de 142 x 12 mm y el delantero de 100 x 12 mm son la especificación más ampliamente adoptada para el disco de carretera, lo que significa que la elección de componentes no estará limitada a un sistema de ejes patentado.

Pero lo más importante es que Avant está respaldada por la misma garantía de por vida que concedemos a todas nuestras bicicletas.

Y qué podemos sacar en claro de todo esto:

Avant es para aquellos de nosotros que, en resumen, desean conquistar la carrera por ellos mismos, creciéndose ante las dificultades, para vencer la fatiga provocada por las duras condiciones de unas carreras aún más duras. Para marcar un nuevo hito, tacharlo de la lista y emprender la siguiente ruta inverosímil. Hemos diseñado la Avant para ti, para dominar cualquier excursión por cualquier camino.

 

otros post