JUNTOS SOMOS MÁS FUERTES

22 January 2020

  • Carretera
  • Building Athletes

Publicado por Orbea

La presentación de la Fundación Euskadi para la nueva temporada es la puesta de largo de un proyecto deportivo, social y cultural. Es una oportunidad para reivindicar los valores que marcan su carácter porque la Fundación Euskadi es eso, una forma de entender la vida.

Hablamos de una organización sociocultural que nació en 1993 con el objetivo expreso de promover, fomentar, divulgar y desarrollar el deporte del ciclismo vasco. De gestión privada, se sostiene gracias a la aportación voluntaria de más de 1.500 personas asociadas y entidades colaboradoras; entre ellas, Orbea.

Desde nuestra cooperativa, presumimos del compromiso con el proyecto. Hemos depositado nuestro corazón y toda nuestra tecnología al servicio del ciclismo vasco. Y lo seguiremos haciendo.

 

 

UNA GRAN ILUSIÓN

El ascenso de categoría (Pro Team) nos va a permitir disputar carreras World Tour, como Volta a Catalunya o Itzulia (Vuelta al País Vasco). Jorge Azanza, director del equipo profesional, reconoce que “el proyecto de la Fundación está generando otra vez una ilusión enorme. Todo está reflotando -añade- y debemos responder siendo guerreros y combativos. Son nuestras señas de identidad”.

 

 

Juanjo Lobato, un ciclista contrastado y llamado a ser la referencia en los esprints es una de las incorporaciones. “Es muy difícil encontrar un equipo con la mayoría de compañeros residiendo en un radio de 50/80 km. Es algo que fortalece el sentimiento de pertenencia al equipo, lo cual es importante para entrenar y lograr resultados”.

Así lo confirma su compañero Ibai Azurmendi: “Somos una familia”, asegura. Ibai es un corredor de casa forjado en la Fundación y encarna la más pura esencia del equipo. “Para mí -añade-, es un honor y un orgullo vestir este maillot naranja, salir a entrenar y portar toda la historia de la Fundación encima de mis hombros. Quiero darlo todo y contribuir a poner a la entidad en lo más alto”.

 

 

HUMILDAD, TRABAJO, COMPAÑERISMO

Queremos seguir creciendo, pero siempre fieles a nuestros principios. El objetivo, ofrecer un proyecto atractivo y de futuro para las promesas del ciclismo vasco, tanto en lo deportivo como en lo personal. Así, en 2020 reforzaremos tanto el equipo sub-23 como la escuadra femenina.

La apuesta por el ciclismo femenino es, precisamente, uno de nuestros grandes desafíos. Fruto de este compromiso, conseguimos que el equipo de chicas de la Fundación Euskadi diera sus primeras pedaladas en 2019.

 

 

Míriam Gardachal (21 años) es una de sus corredoras. “Nuestro objetivo es trasladar los valores de la Fundación a la carretera, que son valores personales como la humildad, el trabajo en equipo o el compañerismo”.

Motivación es lo que no falta en las filas del equipo sub-23. Un grupo de jóvenes promesas que personaliza la ilusión vinculada al proyecto. Un conjunto con una reconocida tradición de éxitos y exponente de nuestra cantera. Un año más, volverán a perseguir un sueño por las carreteras del País Vasco. El sueño de convertirse en profesionales y dar el salto al primer equipo, igual que este año lo ha dado Iker Ballarín.

 

 

MEJORAR LA VIDA DE LAS PERSONAS

Como ves, la alusión al ciclismo de base es constante y sobrepasa lo deportivo. Aspiramos a mejorar la vida de las personas y de nuestro entorno. En este sentido, una de las iniciativas en las que se implica la Fundación son las Bicicletadas Populares. En colaboración con los Ayuntamientos, ciclistas de toda condición inundan las calles con un doble objetivo: fomentar el empleo del transporte sostenible y destinar fondos a causas solidarias.

En definitiva, nos mueve la pasión, la convicción de que la gran historia de la Fundación Euskadi todavía están por escribirse. Nos gustaría que tú también formarás parte de ella. Con tu entusiasmo, contribuirás a que el ciclismo vasco se convierta en algo todavía más grande.

 

 

otros post