Gastos de envío gratuitos en compras superiores a 60€ en la Península

El inicio

La enseña original de “Orbea Hermanos”, que combinaba las dos iniciales de la empresa, se plasmó en multitud de armas que estuvieron en manos de policías y ejércitos de medio mundo
La enseña de Orbea acostumbraba a llevar siempre el arma corta como elemento identificativo

Eibar ciudad armera

La semilla de Orbea se plantó en Eibar de mano de los hermanos Juan Manuel, Mateo y Casimiro. El arma corta - desde revólveres de pistón a pistolas - fue su producto estrella siendo el gobierno su principal cliente.

Las relaciones entre fábrica y empleados pasaron por muchos estadios, pero la medalla del mérito al trabajo otorgada a Jacinto Orbea por suscripción de sus trabajadores reveló cierta complicidad
El Eibar de inicios del siglo XX fue la colmena donde Orbea nació y creció hasta ser muy importante

Desde 1880 a 1895

"Orbea Hermanos" fue la única Matrícula Industrial existente en Eibar, siendo además pionera en la instalación de energía eléctrica en su factoría.

Letra de cambio de “Orbea Hermanos” del siglo XIX
La fábrica de Urkizu, en la parte baja de Eibar, no paró de crecer en todas las direcciones dando a la villa el primer gran edificio fabril de su historia
Con el amparo de la Unión Española de Explosivos, “Orbea y compañía” abrió un importante negocio en la fabricación y venta de cartuchos que incluso le hizo dar el salto con fábrica en Buenos Aires

ORBEA HERMANOS Y CÍA

Poco antes de final de siglo pasó a llamarse "Orbea Hermanos y Cía" viviendo un sobresaliente repunte de la demanda por la Primera Guerra Mundial, demanda que cayó al final de la misma, hecho que sumado a limitaciones en la exportación llevó a la empresa a plantear nuevos productos desde su dominio de la tubería.

Las mejores patentes internacionales llegaron a España con “Orbea Hermanos”. Entre otras el “Smith Wesson” le dio una reputación importante
Un feliz día de 1860 Juan Manuel, Casimiro y Mateo Orbea pusieron el nombre de “Orbea Hermanos” a un pequeño taller que llevaba dos décadas funcionando en el corazón de Eibar
El nuevo siglo estuvo repleto de amenazas pero también oportunidades para “Orbea y Cia” que trabajó incansablemente en ampliaciones para su factoría del eibarrés barrio de Urkizu
El escudo de Orbea estuvo en la Torre de Unzaga el corazón de Eibar hasta que la plaza creció y echó abajo la histórica construcción
Los mejores modelos internacionales siempre cayeron en manos de Orbea que los desarrollaron en el mercado doméstico como síntoma de innovación continua